Un viaje único y maravilloso

Después de recogernos el vuelo Charter en Johannesburgo, aterrizamos directamente en la pista de aterrizaje de Ngangane, en Botswana, dónde nos recibieron con los brazos abiertos y muy amablemente nos llevaron al Lodge.  Al llegar nos dieron la bienvenida con un Cócktail y aperitivos varios, ya que llegábamos con hambre.

Al entrar a la habitación estábamos maravillados de lo bonita y acogedora que era, decorada al estilo africano y estábamos deseando empezar con nuestra aventura.

Al día siguiente nos esperaba un fabuloso Buffet privado para desayunar.

Después de desayunar el guía nos llevó de Safari en vehículo abierto a ver animales y nos quedamos alucinando al ver, poco después de salir, un par de elefantes enormes y a las jirafas.

Después de ver un montón de animales, fuimos al Lodge dónde nos aguardaba una deliciosa comida. Cocinan platos con diferentes carnes y pescados, típicos de allí.

Por la tarde nos dimos solos una vuelta con los Quads y los Buggys por las diferentes rutas que nos dieron a elegir, fue una experiencia graciosísima, ya que nos perdimos un par de veces pero nos encontramos muy rápido otra vez.

Estuvimos de lunes a miércoles visitando los diferentes rincones de la bonita finca.

El jueves nos fuimos tempranito al parque nacional del Chobe, de camino nos organizaron un desayuno en un Lodge de Nata y después seguimos nuestra ruta al Chobe.

Por el camino pudimos ver diferentes animales, pero lo que más nos gustó fue ver a todos esos elefantes y los carteles de ¡cuidado elefante! que te encontrabas por la carretera.

Una vez llegados al Lodge, dejamos nuestras maletas en las habitaciones y nos fuimos a hacer un safari en barco! Fue una pasada!! No solo tenias a los elefantes a pie de cañón sino que también veías a los hipopótamos al lado del barco! Al final del trayecto en barco pudimos ver desde éste, un precioso Sundowner.

Al día siguiente por la mañana fuimos en coche Safari al parque, dónde pudimos ver un Leopardo, varios leones y muchos animales mas! Y por la tarde hicimos otra vez el safari en barco, ya que nos encantó.

El domingo pusimos rumbo a Victoria Falls, que fue alucinante!!

Por la noche cenamos en un restaurante llamado “Boma” y pasamos una velada inolvidable.

El lunes y el martes nos llevaron al parque nacional del Hwange, dónde según llegamos, nos dieron la bienvenida una manada de elefantes justo a unos metros de la terraza de la habitación. Allí pasamos 2 noches muy emocionantes, ya que al ser las habitaciones de tienda de campaña (lo que ahora llamarían ‘glamping’), era como dormir en plena naturaleza!

El miércoles pusimos rumbo a Ngangane de nuevo, pasando por Nata para comer.

Los últimos días estuvimos en Ngangane otra vez viendo desde uno de sus espectaculares miradores que tienen el Sundowner.

En resumidas cuentas, no nos podían haber planeado un viaje mejor, tenía todo lo que tenía que tener: diversión, emociones, nervios, momentos espectaculares, y muchísimas cosas más. El día que vuelva a África no dudaré en contratar a Mowana para que organice el viaje.

Muchísimas gracias por esta increíble y única experiencia!!

 

 

Familia Caballero

Agosto 2019

 

en_GB
es_ES en_GB